La mujer que siempre estuvo allí

2021 marzo 04

La mujer que siempre estuvo allí

En 2019 un grupo de investigación del Instituto Max Planck encontró en lo que ahora es Alemania restos de lapislázuli en la dentadura de una monja que había vivido hacía unos 1.000 años. Este hallazgo generó una gran incógnita porque en aquella época el lapislázuli era un material ultra raro que provenía de una única mina a la otra punta del mundo. Tras un arduo trabajo que implicó a expertos en varias áreas llegaron a la conclusión que aquella mujer se dedicaba a la copia e iluminación de textos sagrados usando ese carísimo mineral. Algo todavía más sorprendente porque la historiografía ha considerado siempre que esas tareas tan importantes correspondían sólo a hombres. Sin embargo la realidad señala, con una pausa de un milenio, una relevante posición de la mujer en la transmisión de la cultura, una posición que había sido invisibilizada hasta ahora.

Afortunadamente no en todos los campos ha sido así, en nuestro entorno cercano otra actividad relacionada con la transmisión de información como es el clipping ha sido un espacio con hegemonía del talento femenino. El clipping ya en su nacimiento fue un impulsor decisivo de la entrada de la mujer al mercado laboral. Durante varias décadas tanto la revisión y envío de dossieres de prensa, verdaderos recortes físicos de los diarios del día, como los cargos de responsabilidad asociados fue labor exclusiva de mujeres. Esta realidad no sólo puede corroborarse con datos estadísticos sino que resulta todavía más llamativa con el material gráfico de la época. Fotografías de finales del siglo XIX y principios del XX muestran grandes estudios donde las profesionales se esforzaban en ofrecer el mejor producto, como seguro hacían las artistas religiosas en plena edad media.

Otro elemento relevante de aquellas viejas fotografías muestra el cambio tecnológico. Lo que hace un siglo eran enormes caballetes cargados de papeles ahora son múltiples pantallas y plataformas que permiten a los y las profesionales del clipping seguir en tiempo real la actualidad informativa.

Aunque el hombre se haya introducido en este sector hoy en día la mujer sigue siendo predominante en los departamentos de monitoreo de medios, un ámbito donde la tecnología marca el paso.

El clipping como mero recorte de prensa es sólo un recuerdo del pasado y los servicios que lanzan las empresas del sector tienden a adelantarse a los propios avances técnicos. Productos multimedio interactivos, alertas sobre presencia en los medios que se reciben vía Whattsapp, servicios holísticos que combinan lo off con lo on, lo unidireccional con lo conversacional…. La tecnología es el común denominador en todo lo que rodea a las organizaciones dedicadas al seguimiento de medios hasta que es posible afirmar que una tendencia de información y comunicación no es mainstream hasta que estas no la validan.

Ahora bien, conviene recordar que la tecnología se convierte en un artefacto inerte si no es gestionado por expertos que saben cómo extraer el máximo valor para sus clientes señalando qué es importante y que afecta a su imagen y negocio. Por ello las empresas del sector disponen de grupos de profesionales multidisciplinares donde la mujer ha sido y es protagonista trascendiendo la brecha digital de género. Paradójicamente, según datos del Gobierno, en España la mujer sigue estando en posición desfavorable en competencias digitales y usos de Internet respecto al hombre. Por tanto, puede argumentarse que si aquella religiosa de hace un milenio siguiera en activo lo más probable es que se dedicara al seguimiento de medios…

El clipping está transformándose continuamente,  la visibilidad de la mujer, afortunadamente, también.

 

Francisco López, Documentation Expert REBOLD

¿Necesitas nuestra ayuda? ¿Quieres saber más? Déjanos tus datos y te contactamos.







(*) Campos obligatorios
He leído y acepto los Términos y Condiciones de Uso y la Política de Privacidad *

SPREAD THE WORD