Fundamentos de la compra programática: ¿por qué se habla tanto de la tecnología blockchain en marketing?

2018 abril 04

Fundamentos de la compra programática: ¿por qué se habla tanto de la tecnología blockchain en marketing?

¿Se convertirá la tecnología blockchain en la que resuelva los problemas de la industria programática o será simplemente otra palabra de moda que tendremos que incorporar en nuestro día a día por si alguien la menciona en una conversación?

Sea como fuere, es importante saber por qué se está hablando tanto de la tecnología blockchain y cómo ayudará o cambiará la industria de la compra programática. El problema que muchos esperan que se resuelva es el de la falta de transparencia en la cadena publicitaria y que los anunciantes tengan una idea más exacta del coste y la visibilidad de sus anuncios.

 

¿Qué es la tecnología blockchain?

 

En primer lugar, no se trata de una nueva tecnología y no se desarrolló específicamente para la industria publicitaria. Se creó originalmente para gestionar las criptomonedas como bitcoin. Blockchain , o cadenas de bloque, es una serie continua de registros o bloques conectados mediante una codificación. Estas series se encuentran en una base de datos distribuida y almacenada en ordenadores de todo el mundo. Cada vez que se realiza una transacción, se envía un mensaje a toda la red para que acepte (o rechace) si se trata de una transacción legítima antes de aprobarla..

 

 

¿Por qué están tan interesados los profesionales del marketing en usar la tecnología blockchain para la compra programática?

La tecnología blockchain puede crear una red de intercambio (ad exchange) de gran seguridad para los anunciantes al almacenar los datos públicamente y crear un rastro permanente y auditable con un registro imborrable e inmodificable de todas las transacciones que se producen en el mercado de la compra programática. Ofrece a los profesionales del marketing visibilidad total sobre sus compras publicitarias para que puedan controlar mejor todas las transacciones que se producen de forma automática y puedan asegurarse de que se está asignando su presupuesto eficazmente. Al usar la tecnología blockchain, se crea un registro de todas las transacciones en todo el proceso de compra y venta de publicidad y, en el futuro, los profesionales del marketing podrán usar esta información para reducir o incluso eliminar los gastos u honorarios ocultos de múltiples intermediarios en la cadena de suministro.

 

Los grandes beneficios de la tecnología blockchain para los anunciantes:

  • Seguimiento de cada punto en el que aparece el anuncio de forma más eficaz para que los anunciantes puedan controlar el proceso y disponer de más medios pagados para sus usuarios/clientes
  • Más transparencia en relación con el fraude publicitario y la seguridad de las marcas al permitir que los anunciantes registren y sepan exactamente dónde se está visualizando su campaña publicitaria y quién la está viendo.

Para las empresas que están pensando en internalizar sus procesos programáticos, también implicaría algunos beneficios al disponer de la vía de comunicación directa con proveedores y vendedores que ofrece blockchain. Esto implica una mayor transparencia sobre cómo se recopilan los datos y sus fuentes. Por lo tanto, si los anunciantes no tienen que preocuparse por la seguridad ni el fraude y pueden tomar ventaja de la transparencia, podrán enfocarse en mejorar sus estrategias de segmentación e invertir en las creatividades y en mejorar la experiencia global para sus públicos.

¿Cuándo se generalizará el uso de la tecnología blockchain?

Si la tecnología blockchain es tan potente, ¿por qué no se ha extendido aún su uso? Puesto que, al fin y al cabo, no es una tecnología nueva, ¿por qué no la está implementando la industria publicitaria?

En primer lugar, ¡es una tecnología sumamente nociva para el medioambiente! La tecnología blockchain utiliza una cantidad enorme de energía. Por su propia naturaleza, también es una tecnología devoradora de espacio, ya que las series de bloques crecen rápidamente y llegan a ocupar cientos de gigas. Estas cadenas, conforme se hacen más largas, requieren más espacio de almacenamiento, pero la capacidad es limitada. Además, cada vez que se realiza una transacción, se tienen que volver a cargar todos esos datos, algo que no resulta práctico para ningún tipo de compra programática, ya que esta implica millones de transacciones cada segundo. ¡Son muchísimos bloques!.

Por lo tanto, este año no será el año blockchain para las subastas en tiempo real (RTB), aunque esto no implica que no se pueda implementar la tecnología en otras partes del ecosistema. Por ejemplo, se podría usar para autenticar a los editores con los que trabajan los anunciantes al negociar acuerdos privados. Aunque los mercados privados deberían ser más seguros y libres de fraude, aún pueden estar sujetos a engaños relacionados con los dominios. Utilizar la tecnología blockchain para configurar estos acuerdos podría ofrecer a los anunciantes otra capa de verificación, por lo que la tecnología todavía seguiría presentando algunas posibilidades. Seguiremos pendientes, pero aún no se ha movido la brújula en ninguna dirección concreta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SPREAD THE WORD

Fake News